CHEMA PASCUAL

CHEMA PASCUALINSTRUMENTOS PARA EL ALMA
Su vida ha girado alrededor de la música y los viajes. Crítico musical, creador de programas radiofónicos y estudioso de los sonidos místicos. En 1995 funda Ritual Sound, cuya filosofía es viajar a las diversas culturas del mundo y recoger los Instrumentos Sonoros que usan para conectar con Deidades, ancestros o formas de poder, y en último caso, para adentrarse en uno mismo.

www

Ábrete al Sonido

218 CHEMAEl sonido huye desnudo, emana de la propia existencia, despojado de juicio, de emoción, de mensaje. El sonido huye sin luz y a tientas, insufla los abismos de la imaginación. Cuando escuchamos sonidos de la naturaleza, como el silbido del viento, el rugir del mar o el temblor del trueno, crea tensión, nos pone en situación de alerta. El sonido nos crea como individuos, mientras que la música nos hace sentir parte de la colectividad. 

El gran pensador humanista Ramón Andrés comienza así su ensayo El mundo en el oído, que nos sirve también para introducir y separar el sonido y la música. De hecho, el sonido ha tenido su propia historia y ha conseguido llegar a nuestro presente cargado de una energía que algunos defienden como sanadora y liberadora. ¿Será verdad?

Gracias a diferentes avatares, instrumentos arcaicos, como cuernos, caracolas o didgeridoos, se van instalando poco a poco en el presente. Este último lo conocimos prácticamente en el siglo XX, cuando el hombre blanco se adentró en las llanuras australianas donde hallaron a los primitivos aborígenes. Se cree que llevaban más de veinte mil años soplando un trozo de madera hueca y extrayendo de él un sonido estremecedor, grave y sumamente primigenio. Con el sonido del didgeridoo o yidaky, el aborigen conecta con el mundo de los sueños: Dreamtime.  ¡Pero resulta que también es capaz de alterar nuestra consciencia! ¿Podríamos decir que nos retrotrae a una tierra que aún conserva nuestras huellas y nos identificamos con ellas? Solo hay que abrirse al sonido.

El instrumento de tradición hindú, llamado Srutibox, toma su nombre del sánscrito sruti, que significa lo oído, lo que ha sido revelado por audición. De hecho, esta especie de acordeón de caja de madera con fuelle y que emite un monótono sonido a modo de bordón, se emplea para la recitación de mantras y cantos devocionales. Al viajar a nuestra cultura, el Srutibox se convierte también en uno de los soportes sonoros más difundidos para acompañar y sostener el Canto Difónico o Canto de Armónicos.

EL SONIDO Y SUS ARMÓNICOS

El sonido es vibración que, al chocar con el aire en su desplazamiento por el espacio, crea nuevas ondas sonoras que varían siempre en un intervalo matemático. Es decir, todo sonido se compone de una nota fundamental (por ejemplo un Do) y varias notas de menor amplitud llamadas armónicos. No es fácil diferenciar estas ondas menores en los sonidos habituales, pero hay instrumentos que están especialmente diseñados para que podamos distinguirlas. Es el caso de los Cuencos Tibetanos y Gongs. 

Leer más

Los Sonidos del Chamán: El Tambor Chamánico

213 ritual

Entre las primeras representaciones de la realidad que hace la Humanidad figura el animismo, en el que se cree que todo lo existente posee un alma o espíritu que lo anima. En ese contexto nace el chamanismo, donde coexisten diferentes realidades simultáneamente. La realidad física –lo que se capta a través de los sentidos– y la realidad espiritual, perteneciente a otro mundo. 

El chamán cabalga de un mundo a otro para hacer posible la comunicación entre el hombre mortal y los espíritus inmortales. Él puede conversar y negociar con los espíritus pues tiene la capacidad de verlos. De esta forma sirve a su pueblo para curar o recuperar almas extraviadas o robadas, a conducir el espíritu de un fallecido a un lugar seguro y apacible, a sanar patologías de seres atormentados por espíritus revanchistas. Con sus aliados de poder (espíritus en forma de animal que cohabitan con el chamán en sus viaje) ayuda a sus congéneres a ser más completos. 

Pero ¿cómo logra el chamán entrar en un mundo inaccesible para otros? Mircea Eliade, el gran investigador de este fenómeno, lo define así: “chamanismo es la técnica del éxtasis”. En efecto, el chamán ha de entrar en un estado de conciencia alterado o de trance, para viajar al mundo donde habitan los espíritus. En algunos casos emplea la ingestión de plantas sagradas como la ayahuasca o el peyote, entre otras. 

EL TAMBOR CHAMÁNICO

En las tradiciones siberianas y muchas de América del Norte y del Sur se accede al éxtasis a través del sonido repetitivo del tambor chamánico.

El tambor chamánico varía poco de unas tradiciones a otras. Se trata de un tambor de mano cuyo marco es de madera y la piel de algún animal cercano al lugar donde se elabore: bisonte, caballo o la más usada en la actualidad, de cabra.

Su forma puede ser circular en los amerindios, oval en Laponia, octogonal en Escandinavia, o redonda con protuberancias en Siberia. La piel se golpea rítmicamente con una baqueta de madera, forrada en un extremo para amortiguar el golpe y no dañar la piel. Si la tensión de la piel es correcta –ni muy húmeda ni muy seca– el sonido será seco y profundo, como si escucháramos el imaginario latido de la Tierra. 

Se ha comprobado que con un ritmo continuado de golpe de tambor con sonido seco y profundo a un ritmo de 220 ciclos por segundo, la mente entra en un estado alterado o éxtasis. El chamán se ve empujado por la vibración del tambor hacia el mundo de los espíritus. ¡Su aventura acaba de comenzar!

Leer más

El Diapasón Terapeútico

El Universo vibra y tú también. La vibración actúa donde emerge la energía corporal, sea en los meridianos (las líneas entrelazadas de la Acupuntura), en los campos sutiles bioenergéticos o en los centros de energía llamados chakras. Interactuando con ellos mediante frecuencias de sonido puedes lograr efectos concretos, relajantes o sanadores. 

Hoy te invitamos a profundizar en el rico mundo de los diapasones.  

Su efecto inmediato es una conexión profunda con la Tierra. Proveen calma. Tonifican los músculos y alivian el dolor muscular. 

Seguramente conoces los diapasones en forma de U. Si los pulsas producen una frecuencia exacta y emiten un leve sonido. La frecuencia de esta oscilación se mide en hercios (Hz), el número de estos ciclos por segundo. 

Normalmente se emplean para afinar instrumentos y su pieza más común es la nota LA en 440 Hz, que marca la referencia para colocar el resto de notas en su exacto lugar en la escala. 

Algunos escogen frecuencias que emiten los planetas al desplazarse en su movimiento orbital por el espacio, basado en los estudios que hizo el matemático suizo Hans Couso. Otros eligen frecuencias con las que vibran cada uno de los chakras o que afectan a un órgano en concreto. 

Colocarte un diapasón sobre el plexo solar o el tercer ojo puede resultar una experiencia sobrecogedora.  

212 CHEMA1

Construir un diapasón para que vibre en una frecuencia exacta es relativamente sencillo. Por ello dispones de un largo catálogo de modelos afinados para cumplir la función sanadora que requiera un tratamiento, o la afinidad que sientas por una frecuencia determinada.  

Existen dos tipos de diapasones: los que en sus extremos tiene unas pesas, y los simples (sin pesas). Los diapasones con pesas vibran con más fuerza y son los más adecuados para realizar un trabajo físico sobre tejidos musculares o huesos. Los diapasones sin pesas actúan más bien sobre el campo energético: aura, meridianos o chakras.  

EL USO DE LOS DIAPASONES CON PESAS 

Debes golpear el extremo del diapasón o pellizcarlo para sacar su máxima vibración. Luego apoya el extremo inferior -la parte que no vibra- sobre el punto que deseas trabajar. Muchos localizan los lugares basándose en los puntos o meridianos de acupuntura. Por ello, algunos terapeutas definen su trabajo con diapasones como acupuntura sin agujas. Otros eligen zonas doloridas o con exceso de tensión.  

El diapasón más conocido y usado es el Om 136,10 Hz. Esta afinación se basa en la frecuencia que emite la Tierra rotando un año alrededor del Sol. A una escala audible, es la frecuencia que resuena con el OM cósmico. Su vibración está relacionada con el principio creador del universo. Es la misma frecuencia del chakra del corazón. Calma, relaja, equilibra, reduce el estrés y la ansiedad. Sirve como soporte para la meditación y para conectar con el Todo. 

Leer más

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?