Egipto!

187 RAFAEL

He tenido la suerte de visitar en varias ocasiones esa tierra tan especial, con el Nilo de arteria vital y la antigua civilización Egipcia como gran energía espiritual y sagrada que enmarca toda la experiencia.
La primera estancia fue ya hace muchos años, el siglo pasado, iniciando los ochenta. Viví un verano en el Cairo, en la Universidad de Al-Azhar. Me sorprende que lo viviera tan normal, en lo que ahora casi parece que fuera un viaje iniciático inconsciente, que me regalaba la vida.
Me resisto a querer describir Egipto, pues creo que se ha debido decir ya todo, al menos, lo que se puede ver y palpar, pues Egipto encierra muchos grandes secretos del pasado: la sagrada civilización egipcia y sus legados; sus monumentos son aún semilla de pasmo.
Egipto es la cuna de la Alquimia, del saber iniciático, de la cultura mediterránea, transmitida por los griegos, que iban allí a aprender e iniciarse. Los Dioses Egipcios, sobrecogen, con los mitos de Isis y Osiris, y Horus y Seth de trasfondo. Se nos deberían poner los pelos de punta sólo de nombrar a Anubis, el Dios con cabeza de chacal, encargado de llevar las almas, o Sekmeth, la diosa leona, y estremecernos al pensar en Thot. Thot, que aporta la civilización y la escritura, la magia de los jeroglíficos, y la sabiduría de las ciencias herméticas o sagradas, ah! y el Tarot, como libro de sabiduría última. La antigua civilización egipcia se desarrolló por  el 3.000 a.C.!
Egipto es “fácil” de visitar, basta con comprar uno  de los muchos y asequibles paquetes de turismo. La ruta es clara, seguir el Nilo: de Sur a Norte, es un buen recorrido. Penetrar un poco más, requiere más atención, pero está ahí. Y encontrar un buen guía, pues además de la capa turística y de la siguiente capa de la nueva era, hay más y más capas de cebolla de misterios ocultos  y saberes pasmosos.

Abu-Simbel
Abu-Simbel marcaba el inicio de Egipto. Era una advertencia para viajeros, con las gigantescas estatuas de Ramses II. La manera más cómoda de llegar es en avión desde Aswan. Cuando estuve, lo hicimos en autobús, escoltados por el ejercito egipcio. Se hace largo.
Aswan
Aquí la visita ya es obligada, al templo de Philae, dedicado a la diosa Isis. Es un lugar lleno de belleza y misterio, aunque sea un nuevo emplazamiento debido a la construcción de la presa de Aswan. También es necesario dar una vuelta en falucha por el Nilo, disfrutando de la brisa y el Sol de atardecer. Creo que es una de las más bellas experiencias que se pueden vivir.
Kom-Ombo y Edfu
Especialmente Edfu, inmenso y espectacular templo dedicado a Horus, el Dios Halcón, hijo salvador de Isis y Osiris. Es un lugar para pasar una vida.
Luxor
Hay que visitarlo especialmente de noche y entrar de puntillas en el Sancta Santorum del templo, en su momento lugar sagrado y secreto al que sólo accedía el gran sacerdote. Es más que curioso ver las figuras en este espacio del Dios Ming y si tienes suerte de que un buen guía te revele sus secretos.
Definitivamente, Luxor es el sitio para el viajero a Egipto.
Karnak
Lo que fue el mayor templo construido por el hombre, con columnas de loto
Recomiendo una visita a una capilla apartada con una estatua de Sekhmet, la diosa leona.
Valle de los Reyes
Impresiona entrar en alguna de las tumbas de los reyes y dejarse sentir por los muchos dibujos y bajorrelieves del panteón de dioses egipcio. Te quedas tan abrumado que no puedes disfrutar tanta belleza y sacralidad.
Si tienes tiempo y curiosidad, visita el magnífico templo de Medinet Habu, olvidado por los circuitos turísticos rápidos.
Dendera
El magnifico templo de Hathor (Isis) con lugares inolvidables, como la famosa “bombilla eléctrica”, o el zodiaco de dendera.
Abydos
Abydos es el corazón esotérico del antiguo Egipto, dedicado a Osiris, con templos subterráneos y el famoso Osirion. Es una construcción “imposible” con bloques gigantes de piedra cortados a cuchilla.
Giza
Por supuesto las Pirámides de Giza, y de nuevo con tiempo y ganas, bajar a la cámara baja de la pirámide principal, en la que desciendes por un estrecho y bajo pasadizo muchos metros por debajo; y si puedes hacerlo, disfrutar de una hora en visita privada a la cámara del rey, lugar único.
La Esfinge, extraño símbolo sujeto a tantas interpretaciones, con sus templos cercanos, te atrapan en un misterioso pasado.
Ver amanecer en las Pirámides a lomos de un camello, comer pescado en uno de los restaurantes locales de la zona, y atender al show de luces al anochecer, completan una experiencia irrepetible.
Los Egipcios
Los egipcios son un pueblo culto, orgulloso de su cultura, amables y respetuosos. Muy pocos, un 2% descienden de los antiguos egipcios y son coptos, o cristianos egipcios. Es curioso, pues fueron los mismos egipcios al hacerse cristianos, los que acabaron con los cultos antiguos.
A Egipto hay que ir al menos una vez en la vida, y si no vas en ésta, volverás en las siguientes. Me gusta pensar que volveré a Egipto.

Algunos libros diferentes sobre Egipto
La Faraona Alada. Joan Grant. La verdadera (?) historia de una mujer que recuerda su vida pasada en Egipto, hace 2.500 años.
El Mito de Osiris, de Herodoto
Dibujos de Egipto de David Roberts.

Tagged under: Ángela Tello

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?