Los adolescentes , su peso y su alimentación

190 MONTSE BRADFORD

La etapa de la adolescencia es un proceso de gran intensidad a todos los niveles del Ser humano. El adolescente necesita abarcar y cubrir muchos campos de acción, tanto interiores como exteriores, por lo que todos sus cuerpos: Físico, Emocional y Mental deberán de estar en óptimo estado.

NIVEL FISICO

  • Gran variedad de deportes y actividades escolares y extraescolares.
  • Los estudios ya no son un juego, hay que profundizar, se requiere concentración y responsabilidad.
  • Los encuentros exteriores, amigos y vida social, también crean presión al adolescente, en sus ansias por ser aceptado. Se ingieren alimentos  de efectos extremos, altos en calorías, grasas, químicos, aditivos, sal, que crearan el deseo especialmente, por bebidas de efectos también extremos (alcohol, bebidas artificiales gaseosas y azucaradas, estimulantes...)
  • Los cambios biológicos en ambos sexos (crecimiento y hormonales) piden al cuerpo físico Energía y Vitalidad extrema.
  • La vida moderna sedentaria, con ordenadores, bombardeo de campos electromagnéticos, hacen que  el adolescente esté horas y horas sentado delante del ordenador, ya por sus estudios como utilizando “juegos de evasión
  • Hay presión exterior, por tener un físico delgado. Hay que seguir la “forma colectiva” que la moda dicta en aquel momento y pedirle al cuerpo físico que esté a su mismo nivel, sin mirar sus consecuencias, ni repercusiones, aunque con ello se pierda la salud.
  • Puede que no se coma lo suficiente o que se salten comidas para llegar al peso que impone la moda del momento. Generando así trastornos y desequilibrios serios en la comida.

NIVEL EMOCIONAL -Es el momento de afianzarse en este nivel

  • En la familia El ego/la personalidad, se desea independizar, creando muchas veces conflictos familiares. Hay rechazo de las pautas tradicionales, hasta ahora aceptadas, para adoptar una “forma de actuación colectiva”  que la sociedad o amistades impone.
  • Los primeros amores, generaran momentos únicos e intensos.
  • Las presiones en el mundo de amistades, para sentirse aceptados.

NIVEL MENTAL

  • Lluvia de exámenes, responsabilidades y stress. Hará que el Sistema nervioso tenga que trabajar al máximo.
    • Si su alimentación se basa en alimentos cárnicos, estarán mas agresivos, hiperactivos, desearan moverse, desearan tomar mas azúcar, mas bebidas azucaradas con gas, seguido claro esta de nuevo, de snacks salados con sal cruda y de vuelta a los azucares y estimulantes. Un mundo sin salida, creando falta de concentración, centro, estabilidad y conflicto interior. Una perspectiva con muy poco futuro en épocas de exámenes?
  • Puede que no se duerma lo suficiente, ya que esta necesidad no se valora en este mundo de “hacer” y de horarios artificiales.
  • Es el momento de sentirse mas maduro, desear solucionar, hacer nuestra vida de la forma que deseamos, no como otros (padres) quieren que lo hagamos.

Deberíamos cuidar que nuestros adolescentes, tuvieran una calidad de alimentación que les ayudara a estos cambios tan cruciales en su vida. Aunque a veces, es el momento en que los padres, se despreocupan mas de ellos, viéndolos ya auto-suficientes. O las madres, empiezan  a independizarse, después de tantos años de cuidar a sus hijos, cocinando puede que con menos regularidad.

No existe ninguna barrera del porque no podemos combinar “alimentos que se necesitan” con formas “que se desean”. Es posible, existe un mundo interminable de posibilidades. Tan solo, como padres tendríamos que estar abiertos y flexibles, a observar, comunicarnos con el lenguaje que nuestros adolescentes están usando, a todos los niveles, incluido en cocina.
Una alimentación natural basada en Cereales Integrales, Proteínas con prioridad del Reino Vegetal, Verduras tanto del mar (Algas), como de Tierra, frutas, semillas, frutos secos, endulzantes y bebidas naturales, nos dará el tipo de efecto y energía que se necesita. Generando solidez, concentración, estabilidad, peso estable, piel suave sin impurezas, y emociones estables.

Muchos adolescentes se saltan el desayuno.

En el momento de levantarnos, los niveles de glucosa están al mínimo, el cerebro empieza a trabajar con desgana, hay que alimentarlo. El cerebro necesita para funcionar cerca del 30 por ciento de las calorías/glucosa que ingerimos al día.
Los carbohidratos se convierten en glucosa fácilmente. Para alimentar las neuronas hay que tomar alimentos ricos en vitaminas del grupo B. Los más ricos en ellas son los cereales y las legumbres.

  • Falta de apetito: cenas muy tardías, exceso de alimentos Yin (azucares refinados, bebidas gaseosas con azúcar, drogas, estimulantes…).
  • Falta de tiempo (estar tan cansados, que se levantan al último momento).
  • Por contradecir a los padres.
  • Simplemente no valorarlo, como la comida más importante del día.
  • Desear copiar el modelo de conducta y hábitos que la sociedad de hoy en día nos ha impuesto.
  • Si tomamos muchos productos cárnicos, nuestro hígado estará saturado, bloqueado especialmente por las mañanas, no tendremos apetito, y tan solo desearemos un buen zumo de naranja o una pieza de fruta. Luego, claro está a media mañana, habrá hambre. Y volveremos de nuevo al bocadillo del bar con embutido, o a la chuchería azucarada!
  • Si ya conocemos las apetencias y necesidades de nuestros hijos, sugiero prepararles ya la noche anterior un buen bocadillo para llevarse, así podrán comer calidad a media mañana. (ver apartado bocadillos)

Es primordial que los niños y adolescentes salgan de casa bien alimentados, para que puedan rendir al máximo durante tantas horas de estudio.

PESO ESTABLE
Los adolescentes toman demasiadas: Grasas saturadas , comidas preparadas, sal cruda en snacks y encima de la comida, azucares rápidos, pastelería, chucherías, bebidas gaseosas azucaradas, estimulantes, alcohol, Comida fast-food, productos de una sociedad de consumo que ha olvidado los valores reales.
Cuál es el verdadero significado de comer? Según lo que comamos generaremos nuestra calidad de sangre, una sangre ligeramente alcalina es la base de salud y vitalidad.
La educación empieza en casa, con los valores que los padres den a la vida, el niño y después adolescente crecerá, se comportara y comerá! Si sabemos cocinar alimentos naturales, sanos y vitales, pero en forma sensorial, no solo el adolescente, toda la familia lo apreciara.
Para obtener un peso estable de acuerdo a la constitución individual del adolescente, podemos optar por el consumo diario de proteínas vegetales. Las grasas saturadas (carnes, embutidos, lácteos, fritos, etc…) son los que fomentan la obesidad, colesterol, diabetes, etc…
Tenemos que aprender a utilizar el mundo de las proteínas de origen vegetal, tanto leguminosas, como el seitán, el tofu, el tempeh con todas ellas podemos cocinar todos los platos de nuestra cocina tradicional. También utilizar el pescado, las semillas y los frutos secos, éstos no engordan, alimentan, nutren y nos dan una energía duradera.
También nos ayudaran a regular el peso, un consumo regular de verduras, ensaladas y frutas estacionales.
Los adolescentes y niños necesitan muchísimas más proteínas que los adultos. Alimentos que nutran en profundidad, al carecer de ellos, se opta por snacks salados y con exceso de aceite.
Para generar nutrición, no todo se resuelve cocinando todas nuestras verduras al vapor! Hay que variar y nutrirnos de diferentes efectos y energías que nos aportan diferentes estilos de cocción. Si deseamos generar el efecto de nutrir a nivel profundo y que su efecto sea acumulativo, a largo plazo, podemos también usar dos tipos de cocción en una misma receta:

  • Podemos rehogar las cebollas o los puerros y luego añadir el resto de las verduras para hacerlas estofadas.
  • Hacerlas al vapor y luego saltearlas con un poco de aceite, salsa de soja e hierbas aromáticas.
  • Escaldarlas y luego saltearlas en plan rápido, incluyendo alguna proteína vegetal.
  • Semillas o frutos secos tostados.
  • Hacerlas al vapor y luego añadir alguna salsa, polvo de almendras y gratinar en el horno durante unos minutos.
  • O puede que al estofado, le añadamos alguna proteína vegetal previamente frita...

Puede que veamos el proceso complicado, pero si miramos las formas de nuestra cocina tradicional, observaremos que son exactamente igual: paella, macarrones, guisos, estofados de leguminosas, caldos... siempre se efectúan varios procesos para obtener el resultado final.
Claro está, esto comporta más tiempo en la cocina y el olvidarnos del horno microondas.
Aunque con organización y conocimientos podemos todavía usar el refrán: “Comer para vivir y no vivir para comer” Al fin y al cabo, que valor le damos a nuestra salud? Y a la de nuestra familia? Vamos a comprometerla? Cortar camino para llegar con mas rapidez a donde? A quien estamos engañando?

Tagged under: Montse Bradford

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?