El Sistema Circulatorio y la Hipertensión

198 MONTSE BRADFOR

El sistema circulatorio se divide en tres partes: sistema arterial, venoso y linfático.
El sistema arterial tiene la función de transportar la sangre cargada de nutrientes y oxigeno a todo nuestro organismo, mientras que el sistema venoso elimina las sustancias de desecho.
El sistema linfático está formado por una serie de vasos y ganglios linfáticos que recorren todo el cuerpo. Mientras los capilares linfáticos intervienen en la recogida y transporte de líquidos y residuos estancados en el organismo, los ganglios intervienen en el equilibrio del sistema inmunitario.

Es importante adquirir unos hábitos de vida y alimentación saludable que ayuden a mantener nuestro sistema circulatorio en buena forma a medida que nos vamos haciendo mayores.
Existen muchos factores a tener en cuenta:
1)  Estilo de vida (el uso del tabaco, alcohol, no hacer ejercicio, estrés, las preocupaciones, emociones estancadas, creencias negativas de uno mismo…
2)  Alimentación juega un papel muy importante, el uso y abuso de alimentos de efectos extremos, no llevara directamente a padecer:
•    sobrepeso (produce un sobreesfuerzo a todo el sistema circulatorio)
•    estreñimiento
•    hipertensión
•    otras muchas enfermedades cardiovasculares…

Hoy en día tenemos a muchas personas hipertensas, que puede no lo sepan o no se cuiden de la forma adecuada.
El primer paso junto con el ejercicio, es cambiar los hábitos de alimentación.

1. REDUCIR EL EXCESO DE SODIO
Sabemos que el exceso de sal repercute directamente con una presión arterial elevada.
Pero no solamente hay que reducir el consumo de sal al cocinar, sino que hay que evitar totalmente aderezar los platos con sal cruda (un habito que últimamente se usa como toque decorativo en los platos y que no beneficia a nadie)
Además de posteriormente, aliñar de nuevo el plato con aceite y sal, como habito/ritual en cada comida.
Nuestro cuerpo se bloquea, tensa, cierra, con el consumo de sal cruda, retenemos líquidos, nuestros riñones se bloquean.
También con el consumo de snacks salados (patatas fritas, frutos secos con sal, etc…)
Mientras los hipertensos se concentran tan solo en el factor sal, no nos damos cuenta que hay muchos otros productos altos en sodio que producen hipertensión. Toda la proteína animal de grasa saturada tiene una gran cantidad de sodio y sales (carnes, quesos, jamón, embutidos…). Tendríamos que evitarla totalmente, si queremos mejorarnos.
También todos productos procesados, enlatados, envasados, pre-cocinados contienen una gran cantidad de sal, aditivos, sabores artificiales, colorantes, potenciadores de sabor… que nuestro cuerpo no necesita.
Tenemos el paladar adulterado con tanta sal, especies y sabores que enmascaran el sabor natural de lo que comemos. En lugar de utilizar estos condimentos con efectos tan extremos, sugerirla usar más las hierbas aromáticas, tanto secas como frescas. Con su variedad y sutileza de sabores, nos aportaran un toque a nuestro plato, natural y sano. También un poco de ajo, ya que es hipotensor.
Tenemos que aprender a valorar las propiedades de las. Proteínas vegetales, las de toda la vida. Las que usaron. Nuestros antepasados, abuelos a diario.

1.    Reduce/evita las proteínas de grasas saturadas y productos ahumados de origen animal.
2.    Aprende a cocinar las proteínas vegetales (legumbres, seitan, tofu, tempeh...) de forma suculenta y creativa.
3.    Incrementa las verduras en tu plato diario.
4.    Si sufres de hipertensión, come medio plato de verduras:
•    25% de verduras de raíz y redondas en cocción larga, para que nos aporte (dulzor).
•    25% de verduras de hoja verde- cocción 3 minutos, sin tapa.
•    Para que nos aporte- frescor, depuración, clorofila y minerales.
5.    Usa a diario verduras depurativas: nabo, rabanitos,  Champiñones, alcachofas…
6.    Tomate un licuado de verduras a diario (zanahoria con un toque de rabanito o nabo)- si es entre comidas usa un poco de manzana. (evita el apio).
7.    Tomate una cucharada de ALOE VERA, ayuda a depurar y limpiar.
8.    Evita todos los azucares rápidos y refinados, pastelería, chocolate, bollería…. Empieza a usar más endulzantes naturales como las melazas de cereales.
9.    Evita todos los lácteos (tanto los quesos, como las mantequillas, leches, yogures, quesos frescos…). Recuerda que para tener minerales, lo mas importante es no tomar lo que nos desmineraliza o crea un pH acido.

Alimentos Extremos Acidificantes
Alcohol, vinagres, estimulantes, café,  bebidas gaseosas azucaradas, azucares rápidos y refinados, pastelería, bollería, chocolate, lácteos blandos, exceso de fruta tropical, solanáceas, toda la proteína animal de grasa saturada.
10.     Cocina casera natural- sin alimentos pre cocinados, enlatados, congelados, sin salsas (altas en sodio) ni aderezos.
11.     Evita los fritos, aceite crudo y su exceso
12.     Intenta de desayunar como un príncipe, almorzar como un Rey  y cenar como un mendigo.

Una alimentación sana y natural, bien cocinada y combinada es deliciosa y creativa. Aprende los beneficios de la alimentación natural y energética, te ayudara a crear equilibrio y salud en tu vida.

Tagged under: Montse Bradford

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?