RAMIRO CALLE

Ramiro Calle

YOGA Y ORIENTALISMO
Pionero en la enseñanza del yoga en España, disciplina que imparte desde hace más de 30 años en el centro de Yoga y Orientalismo “Shadak”. Fue el primero en promover investigaciones médicas sobre la terapia Yoga en España. Durante 40 años, ha explorado recuperado y aplicado, los métodos de sosiego y equilibrio, sintetizando los conocimientos de las psicologías de Oriente y Occidente.

 www

La Todapoderosa atención

217 ILUS RAMIROwLa meditación es el entrenamiento metódico de la atención, que debe ser complementada tratando de estar más atento en la vida diaria. La atención debe apoyarse en la virtud o genuina ética y en el entendimiento correcto y penetrativo o Sabiduría. No basta la atención por la atención, porque nadie está tan atento como un ladrón robando o un torturador torturando. La atención se inspira en la virtud y va desarrollando la visión lúcida o sabiduría. La atención nos ayuda en cualquier momento y circunstancia de la vida y hace más precisa y brillante cualquier actividad que llevemos a cabo. Es la luz, el filtro y el custodio de la mente. Mediante ella podemos estar atentos a lo que sucede fuera de nosotros, pero también a lo que acontece en uno mismo. La atención ayuda a estar autovigilante y regular las conductas mental, verbal y corporal.
En las últimas décadas la persona que más investigó y más hondamente escribió sobre la atención fue el venerable Nyanaponika Thera, al que visité en diferentes ocasiones en su ermita en Forest Hermitage (Kandy. Sri Lanka) y entrevisté largamente, para incluir dichas entrevistas en algunas de mis obras. Nyanaponika era un monje germano-cingalés, que nos ha dejado obras verdaderamente importantes y de irremplazable lectura para los interesados por la atención, el denominado mindfulness, la meditación o la trasformación interior. Se encargó de traducirlas, con toda minuciosidad y amor, Almudena Hauríe Mena, que era la persona idónea para llevar a cabo esta labor, dado que en su persona confluyen sus amplios conocimientos de budismo y de inglés. Entre las obras de Nyanaponika, todas muy destacables, sobresale "El Corazón de la Meditación Budista" (Editorial Ela), donde el autor hace una minuciosa investigación sobre la atención y su alcance liberatorio. Mediante el asiduo entrenamiento de la atención se desarrolla la lucidez o clara comprensión. Son muy sabias las palabras de Santideva:
"Hay que estar atento para que la mente, que parece un elefante en celo, esté siempre sujeta al poste de la calma interior. Hay que estar atento para examinar a cada instante la condición de la propia mente".
Al ir entrenando metódicamente la atención, ésta desencadena la denominada "comprensión clara", de la que tan poco se habla, y que sin embargo es imprescindible para poder ver y penetrar las cosas como son y que es la que resulta realmente transformativa. El cultivo de la atención tiene su finalidad última desarrollar esa visión profunda y transformativa que es la sabiduría. Lo que no transforma es de escaso valor. Volviendo a Santideva, éste aseveraba:
"Una mente desprovista de comprensión clara es como un colador; no puede retener en la memoria lo que ha aprendido, pensado o meditado".
La comprensión clara permite ver las raíces del sufrimiento e irla debilitando. Es una energía de lucidez que elimina los velos de la mente y permite la visión clara que conduce a la acción correcta y diestra.
Para el cultivo y desarrollo de la atención y subsiguientemente de la comprensión clara, se practica la meditación denominada de "visión penetrativa", que toma como objeto de atención todos los procesos psicofísicos que se desenvuelven en uno mismo: sensaciones, percepciones, contenidos psicomentales y consciencia. Esta atención está libre de juicios y prejuicios y debe aplicarse con la máxima ecuanimidad, sin estar a favor o en contra de lo que se experimenta. Va permitiendo la captación directa de la insatisfacción, la transitoriedad y la provisionalidad del ego. En la medida en que uno ve las cosas como son, sin interpretarla egocéntricamente, se produce una honda y real transformación interior y se obtiene otra manera de ser más equilibrada, y no tan condicionada por el ego. Para Nyanaponika, como para los auténticos maestros de meditación budista, hay asimismo que cultivar la virtud o ética genuina. Mediante el cultivo de la virtud y de la concentración de la mente, va desencadenándose la visión penetrativa o Sabiduría y se rasgan los velos de la ignorancia básica de la mente, que son causa de gran sufrimiento. 

MINDFULNESS Sin los Tres Entrenamientos es Nada

Que Occidente tiene un dudoso privilegio para aguar, desdibujar, desnaturalizar y prostituir muchas de las enseñanzas de autodesarrollo de Oriente es un hecho tan deplorable como innegable; que su capacidad de falsear dichas enseñanzas es desmesurada, es un hecho tan lamentable como cierto. Así no es de extrañar que los que podríamos denominar neoyoga, neotantra, neovedanta, neozen y demás hayan sido tan distorsionados y siempre con el mismo fin: rentabilizar y mercantilizar, sin importar a muchos de sus difusores que sea una traición a la esencia misma de tales tradiciones. 

Y ningún método de autorrealización de Oriente suele salvarse de tal deformación. Se hace necesario desenmascarar tales intentos por falsear las genuinas enseñanzas, omitiendo algunos de sus principios más medulares, haciendo falsas promesas de que se pueden encontrar atajos para llegar al cielo y de que no es necesario desplegar el esfuerzo. De todo ello no se ha salvado el tan traído y llevado ahora mindfulness. Término que, para empezar, no debería suplir al castellano de “Atención”. Pero las modas son las modas y si vienen de USA aún son más irresistibles y mecánica y ciegamente imitadas.
Pero bien se puede aseverar que mindfulness sin la triple disciplina o triple entrenamiento es simplemente nada. Para empezar porque no hay nadie que logre estar atento si no se entrena metódica y asiduamente para ello, pues es como si me piden a mí que corra los diez mil metros sin un previo y concienzudo entrenamiento. Nadie logra estar atento porque se le diga que lo esté, como no basta pronunciar la palabra "luz" para que la lámpara se encienda. Estamos demasiado dormidos y automatizados como para lograr estar atentos ni siquiera un minuto sin un previo y sistemático entrenamiento para cultivar y desarrollar esa preciosa función de la mente que es la atención, y de la que Buda dijo: "Declaro que es poderosa en todo momento y circunstancia", igual que en el Dhammapada podemos leer: "Los que están atentos están vivos, pero los que no es como si ya hubieran muerto". Se desarrolla la flexibilidad llevando a cabo con constancia estiramientos y se gana en atención ejercitándose a tal fin mediante las oportunas técnicas meditativas. De otro modo, por mucho que a una persona se le diga que esté alerta, no lo conseguirá nunca en la vida diaria: pues incluso ya es difícil estarlo aún con el entrenamiento metódico oportuno.
Igual que se entrena un músculo para desarrollarlo y fortalecerlo, hay que entrenar ese "músculo" sutil que es la atención. Todos tenemos en principio la atención muy debilitada y de nada sirve, si no nos ejercitamos a tal fin, que se nos diga "estate atento al caminar o al hablar o al amar". La negligencia mental, el descuido de la mente es tal, que se requiere una práctica asidua, que es la meditación, y complementarla, sí, estando luego más atentos al preparar una taza de té, dar un paseo, oler una flor o estar en la profundidad de una caricia. Por tanto, insistiendo en ello, si una persona quiere estar más atenta, tiene que entrenarse en serio y de otro modo pensará que está atenta sin estarlo o fallará una y otra vez en el intento.

214 ramiroPero incluso la atención por la atención, el denominado mindfulness por el mindfulness, es de corto alcance si no va apoyado por otras dos disciplinas. Además de la del cultivo de la atención: la disciplina ética o virtud y la disciplina para el desarrollo del entendimiento correcto, visión lúcida o sabiduría. La virtud impide aplicar la atención con malos fines y la sabiduría nos enseña a poner la atención al servicio de buenos pensamientos y sentimientos. Hay una atención debida y otra indebida. ¿Acaso no está muy atento un torturador, un kamikaze, un verdugo o simplemente un ladrón? Pero es atención indebida, que nace de la ausencia de virtud y sabiduría.

En las enseñanzas de Buda se pone el énfasis en el cultivo de la atención para adquirir una lucidez que hace posible el desasimiento, el desapego, la visión de lo transitorio, el control del ego y el mejoramiento humano. No el apego, la competencia, el culto a la personalidad, el egoísmo, el poder sobre los demás, el aferramiento y el cultivo de la máscara de la personalidad. No el ser más fuerte en los negocios, ni saber mejorar la capacidad de dominar y manipular, ni ser más brillante que los otros para intensificar el propio narcisismo. Todo eso es muy americano, claro, pero está en las antípodas del verdadero vipàssana y satipathana mostrados por el Buda y los grandes maestros de la Humanidad.

Leer más

Yoga o Yoguismo

Una cosa es el yoga; otra, el yoguismo. Igual que nada tiene que ver el juego de ajedrez con el de las damas, lo mismo sucede entre el yoga y el yoguismo. El yoga es una senda hacia la liberación de la mente; el yoguismo es una gimnasia exótica sin sentido espiritual. El yoga es un método de mejoramiento humano y autodesarrollo; el yoguismo es postureo, exhibicionismo y vacío contorsionismo. El yoga es el eje espiritual de la India y de muchos sistemas de autorrealización de Oriente; el yoguismo es un culto a la flexibilidad y la afirmación del ego. El yoga es desapego, ecuanimidad, lucidez y sosiego; el yoguismo es apego al cuerpo, aferramiento a la imagen, ofuscación y tensión. El yoga es un camino hacia adentro y humildad; el yoguismo es la obsesión por las apariencias y el envanecimiento. El yogui jamás alardea; el yoguista no deja de hacerlo. El yogui trata de desapegarse de la corporeidad y sólo la utiliza como herramienta de evolución consciente; el yoguista se envanece de su elasticidad y utiliza la corporeidad para alardear. El yoga forma parte de la misma esencia espiritual y milenaria de la India. El yoguismo es una invención de los mentores hindúes que llegaron hace unas décadas a Occidente con la intención de mercantilizar y rentabilizar el yoga físico y lo falsearon y distorsionaron. El yoga es una joya de valor incalculable; el yoguismo es pura bisutería.

En esa fascinación que hace unas décadas evidenció Occidente por Oriente y que condujo a la idealización también, absurda, de los mentores hindúes, no se ha reparado o no se ha querido hacerlo, en que fueron un buen número de preceptores hindúes que trajeron el yoga a Occidente los responsables de la distorsión y falseamiento del yoga, con tal de mercantilizarlo y rentabilizarlo, llegando a veces a aguarlo por completo y prostituirlo. Era algo muy lamentable, pero que se veía venir, pues ya Jung hace más de medio siglo declaró que en la India el yoga era un negocio y se lamentó: "¡Y lo que ha de venir!". Ya también el magnífico practicante de yoga y escritor Theos Bernard, cuando fue a la India hace décadas, se percató de hasta qué punto el yoga verdadero era ignorado en la India misma.

213 ramiro
El experto en yoga y escritor Georg Feurestein escribía con toda razón:
"El narcisismo o egocentrismo centrado en el cuerpo, es un gran peligro entre los hatha-yoguis, así como para los culturistas. Los hatha-yoguis, como otros practicantes de yoga, a veces acaban inflando el ego en lugar de trascenderlo." Y también con toda la razón del mundo especifica: "Las prácticas del hatha-yoga son para alcanzar la perfección en el radja-yoga".
El verdadero hatha-yogui huye de cualquier afirmación del ego y sabe que la corporeidad se utiliza como herramienta para el desarrollo interior y la evolución de la consciencia, y no sólo para beneficiar el cuerpo, lo que tampoco, desde luego, es ni mucho menos, desdeñable.

Leer más

COLABORADORES Revista Verdemente

Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Сачак (Ламперия) http://www.emsien3.com/sachak от ЕМСИЕН-3
Дървени талпи http://www.emsien3.com/талпи от ЕМСИЕН-3

Acceso o Registro

Acceso a Verdemente

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?